La energía solar es la herramienta más importante que tenemos para luchar contra el cambio climático pero también es una de las industrias con más potencial de cara al futuro. El sector de la energía solar está en pleno crecimiento en todos los niveles, incluido el desarrollo tecnológico de placas solares e inversores. Además de esto, la energía solar puede convertirse en la herramienta definitiva para luchar contra uno de los problemas más importantes para la sociedad española: la energía solar en Teruel es crucial para luchar contra la despoblación.

Todas las provincias españolas reciben una cantidad enorme de radiación solar al año. No en vano, nuestro país es quien más radiación solar recibe de toda Europa por su situación geográfica. Sin embargo, el sector de la energía solar está más desarrollado en otros países como Alemania, que quintuplica la potencia energética instalada respecto a España. Este sector tiene un enorme potencial por desarrollar ya que la energía solar es la energía más limpia y renovable que existe. No genera residuos de ningún tipo y es capaz de nutrir de energía empresas e industrias de todos los tamaños y viviendas particulares.

En concreto, la provincia de Teruel recibe 2.500 horas de radiación solar al año. Gracias a un sistema de placas solares fotovoltaicas se podría convertir esta radiación solar en energía con la que nutrir todos los aparatos eléctricos. La energía solar en Teruel puede convertirse en una herramienta importante para luchar contra la despoblación. ¿Cómo? Las placas solares generan electricidad todo el año y permite disfrutar de una energía limpia, renovable y potente. En la provincia de Teruel existen municipios aislados que pueden hacer uso de las placas solares fotovoltaicas para disponer de energía. Por ejemplo, hoteles y casas rurales de toda la provincia ya están apostando por la energía solar para funcionar, ahorrando grandes sumas de dinero en luz y usando una energía limpia y renovable.

¿Cómo funciona Solats Energía Solar? Nuestro equipo de ingenieros elabora un estudio energético detallado y personalizado para cada cliente. En él se puede ver qué consumo energético ha tenido el cliente durante un año y dimensionar la instalación más adecuada en número de placas solares e inversor. Ajustando el número de placas solares al consumo energético del cliente podemos realizar un presupuesto lo más optimizado posible, ofreciendo posibilidad de financiación.