Energías renovables: una apuesta de presente para mejorar el futuro común

Las energías renovables ya no son una opción de cara al futuro, sino que son el presente. En los últimos años se han convertido en una opción más que factible para nutrir de energía nuestros aparatos eléctricos en viviendas, empresas, fábricas y edificios. Las energías tradicionales a base de carbón, gas o petróleo se han quedado atrás debido al enorme impacto medioambiental que generan y, por este motivo, las energías renovables han ido ganando terreno. La energía solar, en concreto, es una energía renovable limpia, sostenible y muy poderosa. De hecho, se estima que el Sol genera al año 4.000 veces más energía de la que necesita todo el Planeta.

Además, las energías renovables son mucho más baratas que las tradicionales. La materia prima es, evidentemente, gratuita, y las instalaciones necesarias para utilizarla (en el caso de la energía solar las placas solares) tienen unos niveles de rentabilidad muy altos que alcanzan el 400%. Es así porque las placas solares tienen una garantía de 25 años pero una vida útil de más de 20 años. Es, por tanto, una inversión que genera ahorros en consumo eléctrico durante decenas de años.

El impacto medioambiental es escaso son las placas solares y las ventajas de tenerlas enormes si sumamos el dinero que nos ahorramos en pagar electricidad, el impuesto eléctrico, el IVA... En países como Alemania, Estados Unidos o China la energía solar es una absoluta realidad, con instalaciones que generan millones de kW al año. En Europa también se están haciendo grandes avances en materia de energías renovables. Con el apoyo de la Unión Europea, las instalaciones de placas solares crecen, aunque todavía deben crecer más para representar un porcentaje considerable dentro del mercado de la electricidad.

Para conseguirlo, la Unión Europea está impulsando un acuerdo con los Gobiernos de los 28 países miembros para que en el año 2030 el 30% de la energía que se consuma proceda de energías renovables. Forzando a los Gobiernos europeos a invertir en energías renovables se pretende que el parque de energías renovables europeo aumente hasta estar a la altura de otros mercados potentes como el estadounidense o el chino.