España, el segundo país europeo que más empleos crea gracias a las energías renovables

El cambio hacia una economía basada en las energías renovables y, como consecuencia, baja en carbono, tendrá un impacto muy positivo en toda Europa. Según un informe de la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y del Empleo (Eurofund) la mayor inversión en energías renovables tendrá como consecuencia la creación de un gran número de empleos.

Además de gastar menos dinero en la importación de combustibles fósiles será necesaria una mayor inversión en personal especialista para llevar a cabo la transición energética. Cambiar el modelo energético basado en los combustibles fósiles y las plantas de producción tradicionales tendrá efectos en el sistema de empleo. Por ejemplo, Eurofund prevé en su estudio que aumente el número de empleos en la fabricación y construcción de equipamientos necesarios en energías renovables. Además, se necesitará personal especialista en eficiencia energética y en industrias de suministro.

España será el segundo país europeo más beneficiado en la creación de empleo relacionado con las renovables, por detrás de Bélgica. El aumento de la inversión en energía solar, entre otras, tiene como consecuencia un mayor número de empleos en este sector. Otra de las consecuencias positivas es la disminución de los precios que llegan al consumidor. Cada vez más la energía solar es más rentable debido a la bajada de precios de los paneles solares y de las estructuras necesarias para su instalación y puesta en marcha.

La Unión Europea prevé que para 2030 haya 2,4 millones de puestos de trabajo relacionados con las energías renovables. El sector de la construcción será el que más crezca, junto con el relacionado con la eficiencia energética. Por otro lado, crecerán también los empleos relacionados con la manufacturación, la cadena de suministro de renovables y equipamientos de eficiencia energética.

Los puestos de trabajo relacionados con los combustibles fósiles y las plantas de producción de energía tradicionales experimentarán un cambio hacia un sistema limpio como el producido por la energía solar, por ejemplo. Se prevé, por tanto, que haya una demanda mayor de conocimientos relacionados con las energías renovables y de personal técnico especializado.